Seavil Peach en DEdT

8724912187_bbf4c1b653La conferencia que ha impartido Sevil Peach tiene marco dentro del curso Diseño del Espacio del trabajo de la Escuela Elisava. Ricardo Guasch, director del Postgrado durante 11 años y hoy Director de Grado de la Escuela es quien la presenta haciendo referencia a los corazones, dibujados junto a las manchas de luz, en el proyecto de las oficinas de Vitra en Wheil‐am‐Rhein, de la que es autora.

8724915897_aa5098d91e_zPorque esa menuda mujer tiene a clientes de la talla de Vitra, Microsoft o la multinacional
farmacéutica suiza Novartis. Y puede con todos ellos. Y a algunos podría sorprenderles que quien diseñe las oficinas de todas esas grandes compañías, no es arquitecto sino interiorista, no es un hombre, sino una mujer. Sin embargo, es quizás esta condición la que le permite trabajar desde una conciencia diferente, donde lo emotivo es primordial, sin renunciar a una lógica aplastante de diagramas y esquemas desde los que analiza los problemas a solventar. Sólo que, allá donde le interesa, siembra sus planos de expresivos corazones.

Sevil trabaja, tanto en las sedes de Vitra como en la de Microsoft en Ámsterdam, metiendo luz natural en el interior de las oficinas, abriendo patios para generar relaciones entre las diferentes plantas, siempre con el recuerdo del jardín de su casa que fue su primer despacho, cuando lo fundó en 1994. No hay que trabajar en casa (la gente necesita relacionarse), hay que trabajar en una oficina que parezca una casa, que te haga sentir en casa.

8724914845_899dd33c73

 Sevil se pregunta What is work? sobre un fondo de pantalla que es un fotograma de Play Time, la conocida película de Jacques Tati… Tenemos una profesión maravillosa, que mezcla tecnología y conectividad, estructuras sociales y condición urbana. Sevil dice que hoy, los cambios son más importantes que los de la revolución industrial y detecta, como puntos clave, la presión económica a la que estamos sometidos, la necesidad de tener siempre High performance buildings, costes bajos, provocar deseo en el usuario y ser más flexibles y multifuncionales. En esa línea, dice que un briefing hoy nos pide que la visión cualitativa sea más importante que la cuantitativa, integrar los cambios culturales y de comportamiento, exige que los edificios trabajen más duro, se exigen credenciales medioambientales y detecta el posible fin de lo que denomina los “vanity projects”. Desde un análisis del mundo del negocio, se nos exigen una mayor productividad, flexibilidad, adaptabilidad, competitividad en un mundo cada vez más globalizado. Desde un punto de vista más personal, se nos pide el reto de ser capaces de decidir siempre la mejor solución…

8724913183_009837edd4_zSi comparamos la oficina de hoy con la de ayer tendremos que, antes, la gente trabajaba de 9 a 5 mientras ahora se trabaja a cualquier hora, que los Inputs se han sustituido por los outputs, el control por la fe, los e‐mail por el cara a cara otra vez, la tecnología por hacerla invisible, lo Linear por lo múltiple y el mundo analógico por el digital. En la oficina moderna aparecen nuevos términos (algunos nos vemos obligados a nombrarlos en inglés porque también en español nos referimos a ellos en inglés): intercambio, co‐working, nesting, hot desking, cambios normativos, conceptos como el nomadismo, la ecología, la movilidad o la célula. Where did we learn how to work? ¿Trabajo en una mesa o en todas partes? Y muestra imágenes de gente trabajando en parques y jardines, en playas y bosques…

Añade, además, que debemos de distinguir entre eficiencia y condiciones miserables de trabajo, entornos humanos o inhumanos, concentración y aislarse, o relax y colapso… y cómo eso cambia, según las culturas: en Shanghái la gente se duerme en las oficinas (también lo hacen los japoneses en el metro, sin saltarse las paradas como si estuvieran programados) en una actitud que a nosotros nos parecería impresentable.

8724913955_bf154202f7_zAntes, la carrera profesional de alguien se limitaba a tener cada vez una mesa mayor hasta conseguir el propio despacho. Ahora se nos pide aprender del pasado pero también olvidarlo, ser capaz de generar matrices sociales, no se trata de estilos sino de aspectos humanos, no hay una fórmula, porque no hay un solo camino, debemos de apoyar tanto al individuo como al equipo, comprometernos con un entorno dinámico y buscar el equilibrio entre el aislarse y el concentrarse. Lo cierto es que a más edad, y mayor cargo directivo, las gente pasa menos tiempo en las oficinas, hasta el punto de que los edificios actuales tienen una ocupación de apenas un 40 %… ¿No tendría sentido reducir su huella y hacer edificios menores? ¿No asignar mesas a cada trabajador? ¿Favorecer que las reuniones se tenga en tantos otros sitios, no en salas de reuniones cerradas al uso?… A modo de
ejemplos, Sevil Peach explicará las oficinas de Vitra en Wheil am Rheim (1997‐2000), las de Microsoft en Ámsterdam y las de Novartis en Basilea, amén de otros ejemplos, no menos interesantes, que nos oreció a modo de bises. La conferencia de Sevil es, además de vibrante, profundamente desmitificadora.

Imágenes: ELISAVA, Escola Superior de Disseny i Enginyeria de Barcelona.

Texto: Octavio Mestre.

Octavio Mestre es Tutor de Proyectos y profesor del Postgrado Diseño del Espacio de Trabajo, de ELISAVA.

Los comentarios están cerrados.