de visita en LoftCowork // Poblenou, Barcelona

En este inicio de nuestra 11ª edición del postgrado, nos hemos acercado a las instalaciones de LoftCowork, obra del diseñador Josep Cano, quién además dirige esta aventura de espacio de trabajo compartido. Dos espacios ubicados en edificios catalogados en el Poblenou, Barcelona.

Encontramos el primero de estos espacios en Can Felipa, que es el nombre popular de la antigua fábrica de una empresa del ramo del agua.

Entrada bajo el altillo. Al fondo, la sala de reuniones presidiendo el espacio.

En el edificio central este complejo se ubica un centro cívico, propiedad del Ayuntamiento de Barcelona, rehabilitado por el arquitecto Josep Lluís Mateo. LofCowork-Can Felipa se instala en uno de los edificios laterales que albergaba los antiguos almacenes de la fábrica. Un espacio longitudinal de gran altura con grandes ventanales hacia la plaza del conjunto.

Alumnos de DEdT comenzando la visita en las instalaciones de LoftCowork

Une y vencerás.

En este ambiente fabril, se traslada el concepto de loft a la creación de un espacio de cowork que refleje las tendencias socioculturales que la nueva economía del compartir está generando.

Josep Cano nos explica su concepto en el diseño de interiores en Can Felipa.

El concepto de loft aplicado al espacio de trabajo se consiguió al mantener aquellos elementos existentes en el edificio que dan calidad al espacio: ventanales de madera, vigas metálicas vistas, muros de fábrica vista, entarimados de madera. Se provoca así un contraste con los materiales aplicados a los nuevos usos.

El uso de los colores acentúa más este contraste: blanco para las zonas de trabajo, sillas, mesas, estanterias, etc. y colores oscuros en las zonas de paso y los revestimientos de pared.

LoftCowork-Can Felipa: bajo el altillo, entre la zona de lectura y los puestos de trabajo.

Un espacio pensado para ser colonizado por pequeñas empresas, en donde el diseño del espacio interior les otorga un alto valor añadido, especialmente de cara a la imagen ante clientes en reuniones o presentaciones.

Esta cultura del compartir genera sinergias en la confomación de equipos de trabájo, que surgen de la complicidad del espacio. Equipos que se apoyan sin necesidad de establecer una vinculación más allá de un encargo específico, de forma que proporciona flexibilidad a estas empresas y mejora además su potencial sin necesidad de hacer inversiones extra.

Podemos llamarlo uniones estratégicas: una empresa dedicada al diseño de interiores podria ofrecer además la creación de la página web, señalética y gestión publicitaria, u otros servicios a su cliente gracias a sus compañeros de coworking.

 

Can Felipa, los puestos de trabajo acompañando al gran ventanal.

La experiencia de Can Felipa se trasladó más tarde a las instalaciones de LofCowork-Almogàvers. También ubicado en un edificio catalogado del sector secundario, aquí se contaba con un espacio de planta más cuadrada y una terraza con vistas a Barcelona, también en el Poblenou.

Almogávers, vista interior desde la sala de reuniones.

Ya que en la actualidad el uso del papel prácticamente ha desaparecido de los lugares de trabajo más innovadores, se han minimizado aquellas superficies dedicadas a la transformación: impresoras, fotocopias, almacenaje de documentos, etc., por lo que la versatilidad es mucho mayor aún.

Este espacio dispone de sala de reuniones, zona de desacanso y una zona de servicio organizada dentro de un prisma que contiene el espacio de almacenaje, baños y un office. El área de trabajo, al igual que en Can Felipa consiste en un altillo y una sala de doble altura.

Vista desde el altillo, en Almogàvers

El altillo, transversal, está colgado de las vigas armadas y funciona además como un umbral de acceso a la zona de trabajo en la planta inferior.

Fotografías de Txatxo Sabater

Texto de Enzo Vignolo.

Enzo Vignolo es  profesor del Postgrado Diseño del Espacio de Trabajo, de ELISAVA Escola Superior de Disseny  i Enginyeria de Barcelona.

Deja un comentario